La médica Ana María Abreu, que labora en el palacio presidencial, fue detenida por el presunto delito de "difusión de información reservada", anunciaron el lunes autoridades judiciales.

Abreu quedó detenida por decisión de un tribunal local que ratificó el arresto que realizó el pasado 29 de junio la policía política, indicó el Ministerio Público en un comunicado. La médica trabaja en el palacio de gobierno desde hace 12 años atendiendo a refugiados e indigentes.

La profesional, de 51 años, fue detenida por presuntamente "estar vinculada con la difusión de información reservada entre el año 2010 y 2012", precisa el escrito. Permanecerá recluida en la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) - policía política - mientras se desarrolla su proceso.

La Fiscalía General indicó que de acuerdo a lo que prevé la ley cualquiera que incurra en revelar "secretos políticos o militares concernientes a la seguridad de Venezuela, bien sea comunicando o publicando los documentos, datos, dibujos, planos u otras informaciones" será castigado con presidio de siete a diez años.

La regulación contempla que la pena se aumentará si el culpable adquirió el conocimiento de los secretos "por razón de su empleo, cargo público o funciones", o por "fraude, hurto o violencia".

Abreu fue aprehendida el 29 de junio en su apartamento, ubicado en el norte de la capital, luego que un tribunal acordó el allanamiento de su vivienda y su detención, informó la Fiscalía. Es cuñada de Rocío San Miguel, presidenta de la ONG Control Ciudadano que se dedica a temas de seguridad.

Carlos Nieto, uno de los abogados de Abreu, rechazó los señalamientos contra la médica y consideró el hecho como un caso político y un "montaje completo" que busca ir contra San Miguel.

"El único elemento por lo que ellos (las autoridades) se basan es que hay tres correos electrónicos que no dicen absolutamente nada, y cuyos datos los pueden conseguir metiéndose nada más que en internet a buscarlo", dijo a la AP el abogado, quien se desempeña también como defensor de derechos humanos de los reclusos.

Nieto se abstuvo de aportar mayores datos de los correos electrónicos alegando que la ley impide difundir detalles del expediente.

El activista denunció que en el caso de Abreu se está "violando indudablemente lo que dice la Constitución" porque no se siguió el debido proceso al sacarla de su casa "sin una orden de aprehensión", y se le mantuvo "incomunicada de su familia y abogados" por casi dos días.

"Los funcionarios del Sebin le han dicho a ella (Abreu) en todo momento que esto tiene que ver con su vinculación con Rocío", agregó Nieto.

San Miguel dijo el lunes al canal de noticias Globovisión que en el caso de su cuñada hay un "tinte político y de retaliación" por su vinculación familiar con la activista.