Decenas de manifestantes en Japón protestaron el domingo porque volverá a ser encendida una planta nuclear, la primera desde que los reactores fueron apagados para realizar revisiones de seguridad tras el desastre en la planta de Fukushima.

El reactor número tres de la planta de Ohi volverá a funcionar el domingo a pesar de una dividida opinión pública. Los manifestantes gritaron consignas y bailaron afuera de la planta.

En junio, el primer ministro Yoshihiko Noda ordenó que se volvieran a encender los reactores tres y cuatro al considerar que los niveles de vida en el país no pueden mantenerse sin la energía nuclear.

Los 50 reactores que funcionan en Japón fueron apagados. El sismo y tsunami del año pasado provocaron múltiples fusiones en la planta de Fukushima Dai-ichi, desatando el peor desastre nuclear desde Chernobil. Pero las preocupaciones por un déficit de energía debido a los calurosos meses del verano han comenzado a crecer.