Los mediadores de la Unión Africana (UA) pospusieron hoy las negociaciones entre Sudán y Sudán del Sur al próximo 5 de julio, sin que los dos países hayan alcanzado antes un acuerdo sobre la zona desmilitarizada a establecer en la frontera común.

El ministro sudanés de Defensa, general Abdel Rahim Husein, hizo el anuncio en una rueda de prensa en Jartum a su regreso de Adis Abeba, donde se celebran las conversaciones desde hace una semana.

Husein explicó que acordó con los negociadores de Yuba un marco general sobre diferentes asuntos con miras a reanudar la negociación el 5 de julio próximo en la capital etíope.

Ambas delegaciones acordaron crear un mecanismo mixto de vigilancia e investigación en la eventual zona desmilitarizada, así como otro órgano que recoja las quejas que surjan en áreas situadas fuera de la citada zona.

La anterior ronda de negociaciones directas, que se celebraron entre los pasados 30 de mayo y 8 de junio en Adis Abeba, concluyeron igualmente sin acuerdo respeto a la zona desmilitarizada.

Las negociaciones, auspiciadas por la UA, tienen como objetivo poner fin a las diferencias que mantienen Jartum y Yuba, especialmente las que se refieren a las fronteras, la distribución de los recursos petroleros y la situación de la zonas en litigio.

Ambos gobiernos se acusan mutuamente de respaldar a grupos rebeldes en sus respectivos territorios y han protagonizado duros combates desde la independencia de Sudán del Sur en julio de 2011.

El pasado 2 de mayo, el Consejo de Seguridad de la ONU emitió una resolución que amenaza con sanciones a los dos países si no resuelven sus diferencias en un plazo de tres meses, y que expira el 2 de agosto próximo.