La secretaria de Estado de Ecuador para la Iniciativa Yasuní-ITT, Yvonne Baki, expresó hoy su convencimiento de que este año se lograrán los 290 millones de dólares necesarios para financiar este programa de protección medioambiental ecuatoriano.

"No puedo decir exactamente cuánto tenemos, pero puedo decir que conseguiremos los 290 millones que necesitaremos para este año", dijo Baki en una conferencia de prensa en Ginebra junto al representante permanente de Ecuador ante la ONU, Luis Gallegos.

La secretaria de Estado señaló que el año pasado se fijaron obtener 100 millones de dólares y que al final lograron 117 millones, procedentes de donaciones estatales y particulares.

Por los tanto, expresó su optimismo con respecto a 2012 porque "cada día hay una oferta nueva" para sostener financieramente esta propuesta.

Ecuador, que renuncia a la explotación petrolera de un parque natural en cuyo subsuelo existe un reserva calculada en 846 millones de barriles de petróleo con un valor actual en torno a los 14.000 millones de dólares, persigue lograr 3.600 millones de dólares en los próximos 12 años para financiar proyectos de energía renovable.

Baki aseguró que el programa, que recoge el principio constitucional ecuatoriano sobre los derechos de la naturaleza, ha tenido una acogida muy positiva, no solo entre los Gobiernos, sino también entre las empresas y los actores de la sociedad civil.

Con una extensión de 10.000 kilómetros cuadrados el parque nacional de Yasuní-ITT (Ishpingo, Tambococha, Tiputini) alberga a varias comunidades indígenas que viven en aislamiento voluntario y tiene una biodiversidad mayor que la de toda América del Norte.