El grupo Carnival, la mayor operadora de cruceros del mundo, incurrió en pérdidas en su primer semestre fiscal (diciembre-mayo), aquejado aún por el incidente del "Costa Concordia" y el coste del combustible, pero elevó su previsión de ganancias para el conjunto del año.

La compañía detalló hoy que en los seis primeros meses de su ejercicio fiscal perdió 125 millones de dólares (16 centavos por acción), frente a los 358 millones (45 centavos) que había ganado un año antes.

Entre otros factores, la firma de cruceros con sede en Miami explicó que esas cifras se deben en gran parte a la anotación de 145 millones de dólares adicionales de pérdidas derivadas del coste del combustible.

De hecho, el empeoramiento de las cuentas tuvo lugar pese a que la facturación durante ese periodo aumentó ligeramente (1,15 %) y alcanzó los 7.120 millones de dólares.

La compañía sí logró ser rentable en el segundo trimestre fiscal (marzo-mayo), cuando ganó 14 millones de dólares (2 centavos por acción), una cifra en cualquier caso es un 93 % inferior a los 206 millones (26 centavos) que tuvo de beneficio neto en el mismo periodo del ejercicio anterior.

Los ingresos del grupo en este segundo trimestre fiscal se redujeron un 2,26 % y quedaron en 3.538 millones de dólares.

Pese al empeoramiento generalizado de sus cuentas, la multinacional elevó este viernes su previsión de ganancias para el conjunto del año, en la confianza de que el precio del combustible se reducirá, entre otros factores.

Así, espera ganar en el conjunto del año entre 1,8 y 1,9 dólares por acción, frente a la horquilla de entre 1,4 y 1,7 dólares que tenía pronosticado hasta ahora.

El pasado enero esta compañía atravesó uno de los momentos más difíciles de su historia a raíz del naufragio que sufrió su embarcación "Costa Concordia" en aguas italianas, un incidente en el que murieron 30 personas y que supuso una terrible publicidad para la empresa.

Sin embargo, el presidente y consejero delegado de Carnival, Micky Arison, explicó al presentar las cuentas que, pese a todo, han logrado mantener bastante los precios de los cruceros, salvo en el caso de su filial italiana Costa, lo que, "sumando a mejores ventas a bordo de lo esperado, permitieron un aumento de la rentabilidad".

Además, aseguró que el volumen de reservas durante las últimas siete semanas se ha incrementado un 8 % respecto al mismo periodo del año anterior, en todas sus filiales salvo en Costa -propietaria del "Costa Concordia"-, donde ese incremento es del 25 %, en parte gracias al descenso de los precios.

"El aumento en los volúmenes de reservas indica que una progresiva recuperación está en marcha y que se está ganando terreno. El atractivo precio que tenemos en el mercado claramente estimula la demanda, especialmente para Costa", apuntó Arison.

Sobre su filial italiana añadió: "Estamos contentos de ver el resurgimiento de la demanda, testimonio de su veterana reputación como una marca de calidad construida durante muchas décadas".

Pasada la media sesión en la Bolsa de Nueva York, las acciones de Carnival bajaban un 2,5 % y se negociaban a 33,7 dólares. En el último año sus títulos se han depreciado un 7,3 %.