Un atacante suicida detonó sus explosivos al paso de un convoy militar internacional el miércoles, causando la muerte a 12 afganos, informaron las autoridades.

Un automóvil cargado de explosivos se estrelló contra los vehículos cerca del mediodía mientras pasaban por la ciudad de Khost, capital de la provincia del mismo nombre, dijo Baryalai Wakman, un portavoz del gobierno provincial. Otras 14 personas resultaron heridas y las víctimas incluyeron civiles y fuerzas de seguridad, agregó.

El miembro del consejo provincial Shafiq Mujahid dijo que el atacante estaba en una motocicleta. No fue posible conciliar de inmediato las dos versiones.

Once cadáveres han sido trasladados al hospital de Khost hasta ahora, dijo el director del hospital Majid Mangal. Señaló que entre los muertos había un oficial de policía y un adolescente de 15 años de edad.

No estaba claro si alguno de los soldados internacionales murió o resultó herido. Un portavoz de la coalición militar internacional encabezada por Estados Unidos se negó a hacer comentarios, al señalar que todavía no tenía información adecuada sobre el incidente.

Wakman dijo que los soldados estadounidenses habían bloqueado la carretera cerca del lugar de la explosión, así que era difícil obtener más detalles.

La bomba se produjo un día después de dos ataques en el sur en los que milicianos atacaron una base militar de la OTAN y un puesto de control policial. Soldados estadounidenses resultaron heridos en el ataque a la base de la OTAN, dijeron las autoridades. Tres policías murieron en el tiroteo de una hora de duración en el puesto de control en la ciudad de Kandahar, de acuerdo con el gobierno afgano.