Por lo menos 25 personas murieron cuando una secta radical islamista lanzó ataques múltiples en la ciudad nororiental de Damaturu, informó la Cruz Roja de Nigeria.

Un funcionario de la organización, Andronicus Adeyemo, dijo el martes que 20 de las víctimas eran civiles.

La policía atribuyó a miembros de la secta haber lanzado los ataques poco después de atentar contra tres iglesias en un estado norteño.

El jefe de la policía estatal de Yobe, Patrick Egbuniwe, dijo que miembros de Boko Haram empezaron a atacar instituciones policiales y militares el lunes por la noche en Damaturu.

Una residente, Fatima Garba, dijo que por lo menos incendiaron dos escuelas.

La secta se atribuyó tres ataques a iglesias el domingo en el estado de Kaduna. El martes, un funcionario de una agencia de asistencia involucrado en esfuerzos de rescate dijo que por lo menos 70 personas murieron en esos ataques y en matanzas de represalia.