Al menos una persona murió y 25 resultaron heridas hoy al explotar una motocicleta bomba al paso de un autobús en la provincia de Baluchistán, en el oeste de Pakistán, informaron a Efe fuentes oficiales.

La explosión se produjo hacia las 09.00 hora local (04.00 GMT) en la ciudad de Mastung, unos 30 kilómetros al sur de la capital provincial Quetta, precisó un portavoz local de la policía, Ijaz Ahmed.

Un miembro de un cuerpo fronterizo paramilitar, Alí Asrat, declaró a Efe poco después de la explosión que el número de heridos se sitúa en 25, aunque medios locales elevan ese número hasta 50.

El pasado jueves un ataque en una escuela coránica de la vecina Quetta, al parecer dirigido contra un alto mando policial, provocó la muerte de 15 personas, entre ellas 6 jóvenes alumnos del centro formativo religioso.

La provincia de Baluchistán, que ocupa todo el suroeste del país, es la demarcación más extensa y menos poblada de Pakistán con algunos de los indicadores de desarrollo más negativos pese a contar con grandes recursos naturales como gas o minerales.

En la provincia operan desde hace décadas varios grupos nacionalistas armados nutridos con combatientes de la etnia baluchi que persiguen la independencia o una mayor autonomía de Baluchistán.

En la parte norte, fronteriza con las convulsas áreas tribales, actúan también numerosas milicias talibanes y otros grupos radicales suníes que a menudo cometen atentados sectarios contra la minoría chií.

Los ataques contra las fuerzas del orden y los asesinatos de funcionarios y otros trabajadores de distintas etnias, especialmente de la punyabí, mayoritaria en Pakistán, son relativamente frecuentes por parte de los separatistas baluchis.