Un oficial de la Policía iraquí y dos funcionarios de alto rango de la Presidencia del Gobierno y del Parlamento fueron asesinados hoy a tiros en diferentes áreas de Bagdad, informó a Efe una fuente de seguridad.

Según la fuente, el coronel de policía, Mohamed Yunis, fue acribillado por un grupo armado, que usó armas con silenciador en el ataque, perpetrado en el barrio Al Jadra, en el oeste de la capital.

En un suceso separado, hombres desconocidos asesinaron de manera similar al funcionario Asad Mohamed, secretario privado del vicepresidente del Parlamento, Qusai al Suhail.

Mohamed fue atacado en la zona de Al Sayediya, en el suroeste de Bagdad, y trasladado a un hospital cercano, donde murió una hora después de haber sido ingresado.

La misma fuente reveló que en el barrio Al Yihad un grupo armado mató con armas con silenciador frente a su vivienda a un funcionario de la Jefatura del Gobierno, identificado como Mahmed Rashid Abdo.

Por otro lado, un policía fue asesinado de la misma forma por desconocidos en el área de Al Faruq, en el este de la ciudad de Mosul, a unos 400 kilómetros al norte de Bagdad.

Irak vive un repunte de la violencia que ha puesto en entredicho la seguridad en el país, escenario de distintas cadenas de atentados dirigidas principalmente contra objetivos chiíes y fuerzas de seguridad.

El pasado 4 de junio, al menos 21 personas murieron y otras 125 resultaron heridas en un atentado suicida perpetrado con un coche bomba en el centro de Bagdad contra un edificio gubernamental encargado de la dirección de los templos chiíes.