La misión de la OTAN en Afganistán (ISAF) liberó hoy, en una operación en el norte del país, a dos cooperantes extranjeras y dos trabajadores afganos de una ONG suiza.

La británica Helen Johnston y la keniana Moragwe Oirere fueron rescatadas de manos de sus captores "a primera hora de la mañana", explicó la ISAF, en un comunicado.

Johnston y Oirere, que trabajan para la Organización No Gubernamental suiza Medair, habían sido secuestradas por hombres armados el pasado día 22 de mayo en la provincia septentrional de Badakhshan.

Según fuentes policiales consultadas por Efe entonces, las cooperantes extranjeras fueron secuestradas junto a tres colegas afganos pero la Alianza Atlántica solo informó hoy de la liberación de dos de ellos.

"La operación ejemplifica nuestro férreo compromiso colectivo de derrotar a los talibanes. Helen Johnston, Moragwe Oirere y sus dos compañeros pronto se reunirán con sus familias y seres queridos", dijo el jefe de la ISAF en Afganistán, John R. Allen.

Medair tiene actividades en Afganistán desde 1996, según su página web, y cuenta con 15 trabajadores extranjeros y 175 afganos para desarrollar labores humanitarias en las comunidades más vulnerables y aisladas.

La remota y mal comunicada provincia de Badakhshan no ha sido tradicionalmente escenario de una actividad insurgente intensa, pero en los últimos meses se han incrementado las acciones violentas en esta región.