El ex dictador Manuel Noriega fue dado de alta luego de tres semanas de hospitalización por una gripe y bronquitis y regresó a prisión, informaron las autoridades.

El director de sistema penitenciario, Angel Calderón, dijo que Noriega salió del hospital público Santo Tomás y "regresó a su celda" en el Centro de Rehabilitación El Renacer, a unos 40 kilómetros al norte de la capital, donde "continuará con el tratamiento" recomendado por los médicos, según un comunicado de su despacho.

El ex hombre fuerte, de 78 años, fue ingresado al hospital el 9 de mayo.

Los abogados del ex dictador han solicitado que cumpla la sentencia en un hospital, lo cual está siendo evaluado por las autoridades.

Al respecto, Calderón señaló que Noriega retorna a la prisión mientras "en espera de la evaluación a la solicitud de depósito hospitalario hecho por sus abogados".

Noriega purga condenas de tres homicidios. También enfrenta al menos otros dos casos en los tribunales por la desaparición de opositores.

Noriega, quien gobernó entre 1983 y 1989, fue extraditado por Francia a Panamá en diciembre.

El 5 de febrero fue hospitalizado al sufrir una crisis hipertensiva, pero recibió alta médica cuatro días después.

Los médicos privados de Noriega aseguran que su cliente sufrió al menos dos derrames cerebrales encarcelado en Estados Unidos, además, que tiene un tumor cerebral benigno, entre otras cosas.

Noriega estuvo preso dos décadas en prisiones de Estados Unidos y Francia por condenas de narcotráfico y blanqueo de capitales, respectivamente. La invasión de Estados Unidos el 20 de diciembre de 1989 puso fin al régimen militar que se prolongó por 21 años (1968-89).