El jefe de la bancada opositora al gobierno del presidente Evo Morales pidió asilo en la embajada de Brasil porque, según denunció, teme por su vida y es víctima de una persecución política.

"Las presiones en mi contra se han multiplicado y la persecución se ha agravado... He sido víctima de constantes amenazas de muerte, como también se ha amenazado a mi familia. La presión hoy es insostenible, ya no se trata de mi libertad sino de mi vida", dijo el senador Roger Pinto en una carta que difundió el martes la bancada opositora.

Agregó que "es por ello que he decidido refugiarme pero en mi propio país. Y me quedaré aquí exigiendo una amnistía amplia e irrestricta que permita volver a su patria a cientos de refugiados en el exterior".

Pinto, líder del bloque opositor en la Asamblea Legislativa pidió el lunes refugio en la embajada de Brasil en La Paz, dijo a la The Associated Press el diputado opositor Adrián Oliva.

"El jefe de la oposición parlamentaria en Bolivia denuncia acoso político, el ya tiene 20 acciones judiciales en su contra con el intento de separarlo de sus funciones", indicó Oliva. Pinto incluso acusó en su carta a un juez de falsificar pruebas en su contra.

La ministra Anticorrupción, Nardy Suxo, negó las acusaciones de Pinto y aseguró que el senador exagera, lo cual atribuyó a que es un prófugo de la justicia.

El senador se encuentra en instalaciones de la embajada de Brasil, según Oliva.

Consultado sobre el caso, el canciller brasileño, Antonio Patriota, se limitó a decir que su gobierno "está acompañando la situación de cerca" tras un encuentro con su colega holandés, Uri Rosenthal. La petición de asilo está siendo analizada por la cancillería brasileña.

Pinto fue elegido senador por la región amazónica de Pando, que es fronteriza con Brasil, por el partido opositor Convergencia Nacional.