La Unión Industrial del Paraguay (UIP) exigió hoy medidas restrictivas a la importación de Argentina tras criticar al Gobierno por no haber hallado una solución a las trabas comerciales impuestas por el vecino país.

El gremio empresarial instó a la administración de Fernando Lugo a "implementar medidas recíprocas" contra el ingreso de productos del vecino país, al considerar que agotaron todas las instancias de diálogo tras "haber aguardado resoluciones positivas para nuestras exportaciones".

"La tibia intervención de nuestras autoridades no ha surtido ningún tipo de efecto. Este desagradable escenario, que incluso está obligando a muchas industrias a suspenden actividades, es motivo suficiente para una reacción más enérgica y firme", refiere el comunicado.

El texto, leído en rueda de prensa por el presidente de la UIP, Eduardo Felippo, asevera que el nuevo régimen de importaciones aplicado por Argentina desde febrero pasado "representa desempleo, retroceso para el desarrollo (...) y una burla al Acuerdo Mercosur que establece la libre circulación de bienes, servicios y factores productivos entre países".

El Mercosur, principal bloque suramericano de integración, está constituido además de estos dos países por Brasil y Uruguay, con Venezuela en proceso de adhesión plena y acuerdos de asociación comercial con otras cinco naciones suramericanas.

"Si seguimos sentados esperando a que por arte de magia o por piedad se solucionen nuestros problemas, seguiremos siendo un país tercermundista, donde la pobreza y el desempleo sean los principales protagonistas", recalca el texto, en el que se plantea una restricción selectiva del ingreso de productos argentinos.

La reacción de la UIP se produce la víspera del nuevo viaje a Buenos Aires del secretario general de la Presidencia, Miguel López Perito, para "descubrir que hay detrás de las trabas" de textiles paraguayos, teniendo en cuenta que hay productos que tienen libre tránsito, anunció la agencia oficial IP Paraguay.

"En la oportunidad, se analizarán avances sobre la deuda de la Entidad Binacional Yacyretá (EBY)", añade IP, en referencia a las negociaciones bilaterales que mantienen los dos países sobre la deuda de construcción de esa hidroeléctrica.