El director del Banco Central de Venezuela (BCV), José Félix Rivas, dijo hoy que espera que la economía del país crezca este año por encima del 5 % previsto, aunque advirtió de que "hay que tener mucho cuidado con crecimientos muy altos" por los desequilibrios que eso pueda generar.

En una entrevista con Efe, Rivas destacó la importancia que el sector constructivo está teniendo en el desarrollo económico del país, pero descartó que Venezuela pueda encaminarse a un 'boom inmobiliario'.

Además, indicó que hace falta seguir perfeccionando el sistema de control de cambio establecido en 2003 y que restringe el acceso a divisas en el país.

"Hay que tener mucho cuidado con crecimientos muy altos. Sin embargo pareciera que, si se mantienen esas mismas condiciones, la economía venezolana puede superar las metas establecidas", indicó Rivas.

El director del BCV hizo estas declaraciones después de que el Gobierno venezolano anunciara ayer que el producto interno bruto (PIB) creció un 5,6 % en el primer trimestre de este año, rebasando la expectativa del 5 % prevista para el año.

"La economía podría crecer más del 5 %, más del 6 %, puede tener ese tipo de crecimiento. El problema de este tipo de crecimiento es que crea contradicciones, es preferible un crecimiento moderado", señaló Rivas.

El titular del BCV aseguró que la "potencialidad" de la economía venezolana puede ser "mayor" y puede entrar en "una etapa de expansión bastante importante".

"El problema es que los crecimientos con tasas de 8 o 9 % generan otros desequilibrios porque esta es una economía que todavía necesita mucho diversificarse, integrarse, una economía altamente dependiente de un bien primario", manifestó aludiendo al petróleo, su principal motor.

Según el Gobierno, el dato del PIB en el primer trimestre se debió en buena parte al crecimiento de la construcción, que se expandió un 29,6 %, fundamentalmente por los programas gubernamentales para dar respuesta al déficit de 3 millones de viviendas que tiene el país.

Rivas dijo que el plan de construcciones puede sustentar el crecimiento económico del país a medio plazo por el actual déficit de viviendas y por el efecto multiplicador de ese sector, pero subrayó que este modelo de desarrollo nada tiene que ver con casos "especulativos" como el de España.

"Aunque las comparaciones no son adecuadas, a veces, aquí se parece más a lo que hicieron algunos países para recuperar sus economías después de la guerra, en la postguerra", dijo Rivas.

Con referencia a la minería, la única categoría que se contrajo (un 3,2 %) en el trimestre pasado, el economista dijo que es un sector que está pasando por una "redifinición de su rol" tras la nacionalización de varios de sus componentes como el oro y eso "lleva su tiempo".

Rivas también celebró la tendencia a la baja que está experimentando la inflación en el país, tras cinco trimestres a la baja que dejan un acumulado hasta abril del 4,4 % y una tasa interanual de 23,8 %.

Afirmó que aunque no ha habido un crecimiento relevante en la producción alimentaria -uno de los factores de la inflación en Venezuela-, las redes de comercialización socialista y una nueva ley que establece topes de precios han contribuido a responder al problema.

Por otra parte, Rivas hizo referencia al endeudamiento que ha experimentado recientemente el Estado para sustentar su gasto público y manifestó que se basa en la capacidad de la industria petrolera y, por eso, "la capacidad de endeudamiento es enorme" aunque hay que ser "prudente".

Respaldó el control de cambio establecido en el país desde 2003 para evitar que los "poderes fácticos controlen monopólicamente las divisas", pero, en su opinión, "hay que seguir perfeccionándolo".

"Ojalá podamos llegar a reactivar casas de cambio (de divisas) en algún momento (...) pero con un límite", indicó.

"Si te va a llegar alguien con un millón ahí tienes una restricción, pero si te va a llegar un ciudadano con 100 dólares o 200 euros, ahí puedes permitirle ese cambio", dijo Rivas, al admitir que "es un proceso que no es tan fácil".

HASH(0x86be7f4)

Carola Solé