América Latina y el Caribe encaran un déficit habitacional creciente que sólo se podrá revertirse atender si los gobiernos promueven una mayor inversión del sector privado para aumentar la oferta de viviendas adecuadas y asequibles,informó el Banco Interamericano de Desarrollo.

El Banco (BID) dijo en el informe "Un espacio para el desarrollo: los mercados de la vivienda en América Latina y el Caribe", difundido el lunes, que una de cada tres familias en América Latina y el Caribe —59 millones de personas— habita en vivienda construida con materiales precarios o carente de servicios básicos.

Agregó que casi dos millones de las tres millones de familias que se forman cada año en ciudades latinoamericanas se ven obligadas a instalarse en viviendas informales a causa de una oferta insuficiente de viviendas.

El estudio calculó que para que América Latina y el Caribe necesitan septuplicar la inversión en programas de vivienda pública, un gasto de 310.000 millones de dólares y equivalente a 7,8% del producto bruto de la región, para reducir el actual déficit habitacional exclusivamente con viviendas construidas por los gobiernos en el marco de programas de desarrollo urbano.

En su evaluación de 18 países, el BID concluyó que América Latina y el Caribe tienen una mayor incidencia de zonas marginales que en otros países con niveles de ingresos comparables debido a que los mercados de vivienda locales no están cubriendo la demanda de vivienda formal, especialmente para la población de bajos ingresos.

Más de dos tercios de las familias de Nicaragua, Bolivia, Perú y Guatemala habitan en viviendas deficientes, mientras que Brasil y México son los países con los mayores déficits de vivienda en términos absolutos, precisó el documento.

Síguenos en twitter.com/foxnewslatino
Agréganos en facebook.com/foxnewslatino