Tras confirmar que liberarán a un periodista francés en su poder, las FARC propusieron entregarlo a una comisión que incluya a un delegado del gobierno del presidente electo de Francia, François Hollande, que asume el martes.

La comandancia de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) dijo en un comunicado divulgado en la página de internet de la radio Café Stereo --que suele difundir pronunciamientos de la guerrilla-- que "en aras de garantizar aún más su vida e integridad, proponemos entregarlo en un lugar seguro a una comisión integrada por la Cruz Roja Internacional, la (ex) senadora Piedad Córdoba y un delegado personal del nuevo presidente francés".

Las FARC, en su pronunciamiento fechado en las "montañas de Colombia" el 12 de mayo, no precisó cuándo y dónde podría concretarse la liberación del reportero Romeo Langlois, radicado en Colombia desde hace más de una década y quien trabaja como colaborador independiente de la televisora France 24 y el diario Le Figaro.

Hollande recibirá el poder de manos de Nicolas Sarkozy el 15 de mayo.

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) había anticipado el domingo que las FARC le comunicaron, a través de contactos que no revelaron, que liberarían al reportero francés, de 35 años y quien está en manos de los rebeldes desde el 28 de abril.

En Francia, el vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores Bernard Valero dijo el lunes que París está "completamente movilizada" por el caso de Langlois, pero que no haría otros comentarios.

"Estamos informados de los últimos comunicados de las FARC. No deseamos comentarlos porque la discreción es nuestra regla permanente de conducta", dijo Valero en su tradicional conferencia de prensa en internet. "Las autoridades tanto en París como en Bogotá están completamente movilizadas y en contacto permanente con las autoridades colombianas para conseguir la liberación de nuestro conciudadano".

Francia tradicionalmente no comenta de forma pública sus esfuerzos por conseguir la liberación de sus ciudadanos que están en cautiverio o las negociaciones que llevan adelante en algún caso.

La ex senadora Córdoba dijo el lunes que no puede negarse a participar en dicha petición si con ello ayuda a la paz en Colombia.

"Nosotros no podemos negarnos a la posibilidad de una labor humanitaria", señaló Córdoba a reporteros en un club del centro de la ciudad.

"No tengo idea de nada", aseguró la ex senadora, agregando que basada en experiencias de anteriores liberaciones por parte de la guerrilla, "es imposible que la liberación (de Langlois) sea mañana".

Córdoba ha participado en la liberación de una treintena de políticos, militares y policías que estaban en manos de los rebeldes, algunos desde hace 14 años.

Tradicionalmente, una vez que las FARC anuncia que liberará a un retenido y que será recibido por Córdoba, el proceso de entrega demora al menos de 15 a 20 días.

El CICR ha dicho desde el comienzo del caso de Langlois que han estado en contacto con Francia a través de la embajada en Bogotá. Tras confirmar la víspera que el reportero sería liberado, señaló que sólo le faltaba concretar la fecha y lugar de la entrega.

En su comunicado, la jefatura rebelde insistió en que con el caso de Langlois no ha "lesionado" su compromiso de no volver a secuestrar civiles con fines de extorsión porque el reportero llevaba prendas militares.

Langlois fue capturado cuando, para la elaboración de un reportaje, acompañaba a la fuerza pública a un operativo de destrucción de laboratorios de procesamiento de cocaína en el sur del país y se produjo un choque armado con los rebeldes.

En medio del combate, en el departamento de Caquetá, murieron tres militares y un policía. El francés resultó herido de bala en el brazo izquierdo, según los uniformados que estuvieron en los choques armados.

El Ministerio de Defensa ha dicho que un casco verde y un chaleco le fueron ofrecidos al reportero por razones de seguridad y que en medio de los combates, Langlois se los quitó para identificarse como civil.

Grupos no gubernamentales y gremios como la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) han dicho que resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas consigan que "los periodistas, los profesionales de los medios de comunicación y el personal asociado que realizan peligrosas misiones profesionales en zonas de conflicto armado deberán considerarse civiles y ser respetados y protegidos como tales".

___

Los corresponsales de The Associated Press Elaine Ganley en París y César García en Bogotá contribuyeron con este reporte.