El Gobierno del estado mexicano de Tamaulipas condenó hoy un ataque con una granada de fragmentación contra las instalaciones del periódico El Mañana en la ciudad norteña de Nuevo Laredo, en la frontera con Texas (EE.UU.).

Anoche, un grupo de personas armadas arrojó un artefacto explosivo contra las instalaciones del rotativo y luego disparó contra la fachada causando daños al inmueble y a tres vehículos que se encontraban estacionados.

El Gobierno de Tamaulipas explicó que las autoridades establecieron y mantuvieron contacto con los editores a los pocos minutos de que se registraron los hechos para condenar la agresión y para ofrecer "todo el apoyo requerido al personal del diario", indicó un comunicado oficial.

Asimismo, informó que la Procuraduría General de la República, a través de su delegación en la ciudad de Nuevo Laredo, "tomó conocimiento de los hechos" y abrió una investigación en coordinación con la fiscalía general de Tamaulipas.

Esta es la segunda vez que el periódico El Mañana es atacado con granadas.

El 26 de febrero de 2007, un grupo de hombres armados realizó un ataque a ese medio de comunicación, en donde el reportero Jaime Orozco resultó herido de gravedad. Una bala se le incrustó en la espalda y quedó paralítico. EFE