La Federación Anarquista Informal (FAI) - Célula Olga reivindicó hoy el atentado contra el consejero delegado del grupo Ansaldo Nucleare, Roberto Adinolfi, acaecido el pasado lunes en Génova (noroeste de Italia).

La reivindicación llegó este viernes por correo ordinario a la redacción de Milán (norte de Italia) del diario "Corriere della Sera" escrita en un panfleto, con un matasellos que indica que el sobre fue enviado desde Génova, según explica el rotativo en su edición digital.

En el texto se cita una frase de Adinolfi en la que el directivo, que fue disparado en las piernas en la calle cuando salía de su casa, quita peso al impacto ambiental de la energía nuclear y el alcance del desastre nuclear en Japón de la central de Fukushima tras el terremoto y el tsunami del 11 de marzo de 2011.

"Hemos dejado cojo a Roberto Adinolfi, uno de los muchos brujos del átomo del alma cándida y de la conciencia limpia", reza el texto de la reivindicación llegada a "Corriere della Sera", cuyo título es "La marca de la vida".

La reivindicación del atentado, de la que la Policía italiana investiga ahora su autenticidad, coincidió con el día en el que Adinolfi, que no había recibido amenaza alguna, salió del hospital en el que fue ingresado y volvió a su casa en silla de ruedas.

"Gracias a Dios estoy bien. Gracias a todos, estoy bien, estoy bien", comentó el directivo de Ansaldo Nucleare a los periodistas que le aguardaban ante el portal de su casa, el mismo lugar en el que sufrió el atentado el lunes.

El miércoles, la ministra italiana del Interior, Annamaria Cancellieri, explicó en el Parlamento que se seguían tres pistas: Brigadas Rojas, anarquismo insurreccional o motivos comerciales.

La FAI se atribuyó el pasado diciembre el envío del paquete bomba en Roma al director general de la entidad pública de recaudación de impuestos Equitalia, Marco Cuccagna, cuya deflagración le causó heridas en la cara y en la mano.

Unos días antes también enviaron una "carta bomba" al presidente del Deutsche Bank Josef Ackermann en Fráncfort (Alemania), que no llegó a explotar, así como el envío el 23 de diciembre de 2010 de sendos paquetes bombas a las embajadas de Chile y Suiza en Roma, que causaron dos heridos.

La FAI apareció por primera vez en 2003 para atribuirse el envío de un paquete bomba al ex primer ministro Romano Prodi, por entonces presidente de la Comisión Europea (CE).

El grupo también envió cartas bomba al jefe del grupo del Partido Popular Europeo Hans-Gert Poettering, al antiguo responsable del Banco Central Europeo (BCE) Jean-Claude Trichet y a las sedes de Europol y Eurojust.

Ansaldo Nucleare se ocupa del sector de la energía nuclear de la sociedad Ansaldo Energia, que pertenece al grupo de aeroespacial y de tecnología Finmeccanica, participado un 30 % por el Estado italiano a través del Ministerio de Economía.