Siete policías murieron y otros 17 resultaron heridos tras un ataque de la guerrilla de las FARC a un grupo de policías en el noreste del país, informó el jueves la policía nacional.

El ataque se produjo hacia las 22.30 del miércoles (0330 GMT del jueves) en una región conocida como La Gabarra, municipio de Tibú, departamento de Norte de Santander y a unos 470 kilómetros al noreste de Bogotá, explicó telefónicamente a The Associated Press el general Luis Alberto Pérez, comandante de la policía antinarcóticos.

"Fue un ataque con artefactos explosivos y después hubo un enfrentamiento", precisó el oficial.

Los uniformados muertos fueron identificados como Ricardo Ariza, Edwin Javier García, Hugo Javier Guarnizo, Víctor Alfonso Polo, Andrés Felipe Castrillón, Javier Alexander Soler y Julián David Díaz, dijo la policía en un comunicado de prensa.

"Nos les metimos al corazón de los cultivos ilícitos del frente 33 de las FARC" o la Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, agregó Pérez. Explicó que el grupo de sus hombres atacados le había erradicado manualmente a la guerrilla 600 hectáreas de sembrados ilegales y había destruido 32 laboratorios para el procesamiento de droga.

Los uniformados muertos, precisó Pérez, "eran policías que estaban ejerciendo labores de antinarcóticos pero que pertenecían a la Dirección de Carabineros".

"Lamentamos mucho la muerte de nuestros héroes", enfatizó el jefe antinarcóticos, quien recordó que el gobierno ofrece una recompensa de 2.000 millones de pesos (1,1 millón de dólares) a quien entregue información que permita la captura o la neutralización de alias "Rogelio Benavides", cabecilla del frente 33 de las FARC.

Los heridos fueron trasladados a Cúcuta, capital de Norte de Santander y a 400 kilómetros al noreste de la capital colombiana. Cinco de ellos ya fueron dados de alta, dijo la institución.

Un guerrillero también murió en el choque armado y cinco más fueron capturados.