El afamado arquitecto español Rafael Moneo, uno de los modernizadores de la imagen de España, fue distinguido el miércoles con el premio Príncipe de Asturias de las Artes.

El jurado subrayó en su fallo la dimensión universal de la obra de Moneo y el enriquecimiento de los espacios urbanos a través de su "arquitectura serena y pulcra".

Moneo, quien precisamente cumplió 75 años el miércoles, es el sexto arquitecto que recibe el Príncipe de Asturias de las Artes tras otras figuras como el brasileño Oscar Niemeyer y el británico Norman Foster.

El galardonado se mostró muy feliz por el "inesperado" regalo de cumpleaños.

"Creía que mi turno para ser premio Príncipe de Asturias había pasado", admitió.

Licenciado en 1961 por la Escuela Superior de Arquitectura de Madrid, la huella de Moneo en España es una de las más importantes en los últimos 30 años. El arquitecto diseñó la ampliación del Museo del Prado de Madrid, el museo de Arte Romano de Mérida y el imponente Palacio Kursaal de San Sebastián, en el País Vasco, entre otros muchos.

Entre sus proyectos internacionales destacan el hotel y edificio para oficinas en la Potsdamer Platz de Berlín y la Catedral de Nuestra Señora de Los Angeles en Estados Unidos.

En 2010 publicó "Apuntes sobre 21 obras", donde realiza una selección de sus trabajos durante las últimas cuatro décadas.

Moneo ejerció la docencia en la Escuela Politécnica Federal de Lausana (Suiza) y en las universidades estadounidenses de Princeton y Harvard.

Ha recibido los más importantes galardones internacionales, incluido el Premio Pritzker en 1996, considerado el Nobel de arquitectura.

Moneo sucede en el palmarés de las Artes al director de orquesta italiano Riccardo Muti.

El de las Artes ha sido el primero de los ocho premios Príncipe de Asturias que se conceden este año, en su 32da edición. En las próximas semanas se fallarán los correspondientes a Ciencias Sociales, Comunicación, Humanidades, Investigación Científica y Técnica, Letras, Cooperación Internacional, Deportes y Concordia.

Cada uno de los premios, creados en 1981, está dotado con 50.000 euros (65.000 dólares) y una escultura diseñada por el artista Joan Miró.

Los galardones se entregarán en octubre en Oviedo, en un acto presidido por los príncipes de Asturias, Felipe de Borbón y Letizia Ortiz, herederos de la corona española.