El primer ministro italiano, Mario Monti, se mostró hoy convencido de que los eurobonos finalmente terminarán llegando y que, si bien no lo harán inmediatamente, el momento de su constitución está más cerca.

Durante un congreso sobre economía en Roma junto al comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn, el jefe del Ejecutivo tecnócrata italiano afirmó, además, que no cree que el plan para el crecimiento que abordará la Unión Europea (UE) en los próximos meses obligue a revisar los tratados firmados hasta ahora.

"Sobre los eurobonos estoy convencido. Es una idea que ya estaba incluida en un informe que envié al presidente (de la Comisión Europea, José Manuel Durao) Barroso", dijo Monti en un acto retransmitido en directo por televisión.

"Estoy convencido, y lo estoy desde hace dos años, de que sucederá (la creación de los eurobonos), no inmediatamente, pero el momento se está acercando. Lo considero una meta importante", agregó.

Por su parte, Rehn indicó que los eurobonos, a los que se ha opuesto hasta ahora el Ejecutivo de la canciller alemana, Ángela Merkel, son "una solución que tocaremos en el futuro", aunque antes tendrá que haber "elementos claros" para hacer que se puedan adoptar, sobre todo con el refuerzo de la gobernanza europea y el rigor fiscal.

El comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios señaló que ahora es importante ratificar el pacto fiscal y, a la vez, proceder con una agenda de medidas para fomentar un "crecimiento robusto" que permita la creación de empleo.

El 30 de abril el diario romano "La Repubblica" informaba de los continuos contactos que mantienen los ejecutivos de Italia y Alemania, dentro del acercamiento de posturas entre Roma y Berlín tras la dimisión de Silvio Berlusconi el pasado noviembre como primer ministro italiano.

Según el rotativo, Monti, quien anunció junto a Merkel en Roma el pasado marzo una cumbre intergubernamental ítalo-alemana para este verano, quiere orientar al Ejecutivo germano hacia la aceptación de la creación de los eurobonos y al apoyo de inversiones públicas europeas para el crecimiento.