La Asociación Latinoamericana de Integración (Aladi) quiere colaborar para que los países de la región "incrementen y modifiquen" su relación con China y hacerla más provechosa, señaló hoy su secretario general Carlos "Chacho" Álvarez.

Como parte de ese objetivo el próximo 31 de mayo en la Aladi se lanzará el "Observatorio de las relaciones entre América Latina y Asia Pacífico" y se firmará un acuerdo para su funcionamiento con el apoyo de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) y el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF).

A la ceremonia fueron invitados embajadores de los países de Asia Pacífico y autoridades de los trece que integran la Aladi: Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Cuba, Chile, Ecuador, México, Panamá, Paraguay, Perú, Uruguay y Venezuela.

El observatorio tendrá por cometido "hacer un seguimiento" de las relaciones comerciales, inversiones, intercambios y de "todos los impactos" que las relaciones con China y con el resto de los países de Asia Pacífico tienen en la región, señaló Alvarez en una conferencia de prensa.

El funcionario argentino dijo que uno de los principales objetivos es "colaborar" para que los países miembros de la Aladi logren "incrementar y modificar" las relaciones comerciales con aquella zona, "actualmente la más pujante del mundo", señaló.

China pasó a ser el principal o el segundo socio comercial para varios países latinoamericanos dejando de lado a Europa, aunque en la mayoría de los casos las compras son de materias primas.

Un intercambio comercial con productos regionales "que tengan más valor agregado es posible", aseguró.

Las compras chinas en Suramérica "fortalecieron" a sectores regionales que "son eficientes" como la soja o los minerales, pero "se debe apuntar a diversificar la oferta y los negocios", señaló Álvarez.

"Tenemos que aprovechar el buen momento comercial con China para complementarnos y buscar el encadenamiento productivo de la región. No es sencillo pero sí necesario", estimó.

El secretario general de la Aladi destacó, además, que en la actualidad los países emergentes son "la locomotora de la economía mundial" y durante 2012 Latinoamérica "contribuirá" con un crecimiento promedio del 4 por ciento.

Asimismo, dijo que la región vive actualmente "un momento excepcional" y señaló el afianzamiento de la democracia, el crecimiento económico, la baja de la pobreza, el avance de la integración y un mayor protagonismo a nivel mundial. EFE

jf/lnm