Dos tercios de los adultos y un tercio de los niños en Estados Unidos están excedidos de peso o son obesos, y el progreso para combatir esta epidemia ha sido demasiado lento, advirtió el influyente Instituto de Medicina en un informe difundido el martes.

Los especialistas reunidos esta semana en Washington buscan los medios de reducir el problema de la obesidad.

Un estudio distinto, financiado por el gobierno sugiere que, para el 2030, el 42% de los adultos serán obesos, en comparación con apenas más de un tercio en la actualidad. Aunque no es tanto como los expertos pronosticaron alguna vez, tampoco hay ninguna disminución en la tendencia a engordar.

El instituto independiente deja en claro que es un problema de la sociedad: las vidas sedentarias se han convertido en la norma y los estadounidenses están rodeados por alimentos baratos y ricos en calorías.

El nuevo informe ofrece un plan con las estrategias más promisorias para cambiar la situación.

"Cada uno de nosotros tiene su papel. No podemos sentarnos a esperar que las escuelas lo hagan, o que lo haga un alcalde, o pensar que de algún modo el gobierno federal va a solucionarlo", dijo el coautor del informe William Purcell. "Estas recomendaciones requieren un esfuerzo concertado entre todos".

El informe agrega que los escolares deberían practicar por lo menos 60 minutos de actividades físicas por día, mientras muchas escuelas han reducido los recreos en los últimos años en un esfuerzo por aumentar el tiempo de aprendizaje en medio de presupuestos restringidos.