El Poder Judicial evalúa un pedido de la justicia estadounidense para extraditar al holandés Joran Van der Sloot, condenado en Perú a 28 años por el homicidio de una joven peruana, quien es principal sospechoso de la desaparición de una estudiante estadounidense.

La embajada estadounidense en Lima tramitó ante las autoridades peruanas un pedido de extradición contra Van der Sloot por los delitos de extorsión y fraude que se sancionan en Estados Unidos con hasta 25 años de cárcel.

"Perú ya admitió la demanda, está en proceso de trámite... Estados Unidos está presentando los documentos pertinentes para la extradición", dijo Máximo Altez, uno de los abogados de Van der Sloot.

El holandés, de 24 años, está acusado en Alabama de haber recibido 25.000 dólares de los familiares de la joven estadounidense Natalee Holloway, desaparecida en Aruba en 2005, a cambio de revelarles dónde se encuentran los restos de la estudiante. Holloway desapareció durante el viaje de fin de curso y fue vista por última vez con el holandés.

Van der Sloot no cumplió su promesa y las autoridades estadounidenses dicen que habría usado parte del dinero para viajar en mayo de 2010 a Perú, donde asesinó a la estudiante universitaria Stephany Flores, de 21 años.

El holandés fue sentenciado a 28 años de cárcel en enero tras declararse culpable de golpear a Flores y asfixiarla en el cuarto de hotel en el que él se alojaba en Lima. Actualmente se encuentra recluido en el penal de Piedras Gordas en el distrito de Ancón, al norte de Lima.

Altez dijo que la justicia estadounidense está apresurada por lograr la extradición de Van der Sloot porque el delito de extorsión prescribirá en cinco años, en 2015.

No obstante, aclaró que una eventual extradición no se podrá llevar a cabo hasta que el Poder Judicial peruano resuelva la apelación presentada por la defensa de Van der Sloot a la sentencia de 28 años que se le impuso.

"Una vez que se dé la respuesta, Joran puede ser extraditado", indicó el abogado.

Comentó que una extradición a Estados Unidos y sentencia por extorsión tendría un efecto procesal desfavorable para su defendido.

"Eso lo va a afectar con la sentencia (de 28 años) de acá. Si lo sentencian en Estados Unidos, acá no le van a dar el beneficio de la libertad vigilada, ese es el problema... Eso va a traer como consecuencia que él va a tener que hacer su tiempo completo acá, sus 28 años, y recién de ahí ir allá a hacer sus otros 25, que le den", declaró.

Las leyes peruanas permiten a los reos obtener beneficios penitenciarios como la libertad condicional por trabajar o estudiar en la cárcel.

Altez manifestó además que Van der Sloot teme ser extraditado a Estados Unidos por la reputación de las cárceles estadounidenses de ser "bien duras" para los reclusos.