Grupos de ayuda humanitaria advirtieron el lunes que les hacen falta 200 millones de dólares en fondos para combatir una creciente hambruna que azota la región de Sajel en Africa.

Las agencias humanitarias Action Against Hunger, Oxfam, Save the Children y World Vision dijeron que necesitan casi 250 millones de dólares para proveer asistencia a las personas de la región, pero que sólo han recaudado 52 millones hasta el momento.

Los organismos advirtieron el año pasado de una crisis en ciernes, y la ONU calcula que más de un millón de niños requerirán este año tratamiento para desnutrición aguda en la región.

Las zonas afectadas incluyen Chad, Malí, Níger, Mauritania y Burkina Faso, así como partes del norte de Nigeria y Camerún.