El presidente de Banco Mundial exhortó el jueves al sector empresarial centroamericano a comprometerse de manera directa en la lucha contra la violencia relacionada al crimen organizado que azota a la región.

Robert Zoellick dijo que el sector empresarial se convertirá en una parte integral de la solución al problema de la violencia cuando diga que "éste también es nuestro problema, son nuestras comunidades, nuestros niños y nuestro futuro económico".

Debido a los esfuerzos antinarcóticos que Estados Unidos ha financiado en Colombia y México, la violencia relacionada al crimen organizado ha cobrado un auge en los últimos años, convirtiéndola en una de las regiones del planeta sin conflicto bélico que presenta una de las mayores tasas de homicidio del planeta.

"No puedes solamente ganar dinero e irte a Miami. Tendrás que ser capaz de poder participar y de hacer que la democracia funcione en vuestros países", dijo Zoellick en la reunión que el BM y el Fondo Monetario Internacional celebran esta semana en la capital estadounidense.

"De lo contrario, todos los esfuerzos que hemos logrado la última década en cuanto a democracia, inversiones, integración regional y comercio... ¿Creen que las personas invertirán? ¿Creen que los niños obtendrán educación? Por eso es absolutamente fundamental que aquellos en el sector privado inviertan en sus comunidades", señaló el funcionario. durante una conferencia sobre la violencia en América Central, celebrada en el marco de la reunión primaveral

La subsecretaria de Estado para la Democracia y Asuntos Globales, María Otero, señaló que las clases pudientes latinoamericanas no pagan una proporción justa en impuestos, lo que priva a los Estados de los fondos necesarios para seguridad y educación.

Elogió a los gobiernos de Costa Rica y Honduras por aprobar recientemente un impuesto destinado específicamente a gastos de seguridad.

"Sus gobiernos los necesitan a ustedes y a vuestras inversiones, necesitan vuestro apoyo para incrementar la voluntad política que permita fortalecer las instituciones", le dijo Otero a los empresarios presentes.

María Eugenia Brizuela, directora de sustentabilidad corporativa para América Latina de HSBC y ex ministra salvadoreña de relaciones exteriores, intervino a nombre de una iniciativa de empresarios procedentes de Centroamérica que en 2011 conformaron grupos de trabajo para presentar propuestas en cuanto al comercio y la seguridad regionales.

"Los gobiernos no pueden hacerlo todo solos. A menos que el sector privado participe, sería imposible la integración regional. Quisiéramos trabajar más efectivamente con los gobiernos, pero desafortunadamente es más difícil de lo que nos gustaría", dijo Brizuela sin detallar las dificultades.

Felipe Jaramillo, director del BM para América Latina, dijo a AP que ha notado un cambio de actitud importante entre los empresarios centroamericanos para participar de manera más activa en el control de la violencia, que "se ha convertido en el principal obstáculo para el desarrollo de la región, porque frena inversiones y crecimiento económico".

Jaramillo explicó que su despacho planea presentar propuestas concretas al sector privado y la sociedad civil centroamericano en los meses venideros, frutos de reuniones como la celebrada el jueves.

-----

Luis Alonso Lugo está en Twitter como www.twitter.com./luisalonsolugo