El número de personas que solicitaron ayuda por desempleo en Estados Unidos bajó apenas ligeramente la semana anterior, lo que sugiere que el ritmo de contrataciones está aflojando.

El Departamento del Trabajo informó el jueves que las solicitudes de apoyo por desempleo cayeron en 2.000 la semana pasada, para totalizar 386.000, una cifra ajustada por factores temporales. Los datos de la semana previa fueron revisados al alza en 8.000 solicitudes, para llegar a 388.000.

Una medida menos volátil, el promedio de cuatro semanas, se elevó en 5.500, a 374.750. Se trata del mayor número en casi tres meses y 9% menos que en septiembre.

Algunos economistas opinaron que el cierre de empleos temporales para los días feriados infló las cifras. Muchas personas que trabajan en escuelas no son contratadas cuando hay vacaciones de primavera y están en condiciones de solicitar el subsidio por desempleo.

"Lo que hemos visto en las cifras no es raro en esta época del año", dijo Carl Riccadonna, economista en Deutsche Bank. Es posible que las solicitudes de la ayuda por desempleo bajen en las próximas semanas, agregó.

Otros consideraron que las ganancias podrían reflejar sólo los ajustes estacionales.

"Las desalentadoras noticias sobre las solicitudes del subsidio por desempleo sugieren que el crecimiento laboral se está estancando", opinó Jennifer Lee, economista de BMO Capital Markets. "Aunque está creciendo, lo hace a un ritmo menor".

Las contrataciones se debilitaron en marzo después de tener un fuerte comienzo en el año. En marzo se crearon sólo 120.000 puestos de trabajo, casi la mitad que en los tres meses anteriores.

Muchos economistas minimizaron las cifras de marzo al decir que un invierno menos frío hizo que hubiera contrataciones antes de lo anticipado en enero y febrero. También han dicho que se ha creado un promedio de 212.000 empleos por mes en el trimestre enero-marzo, mejor que el ritmo del año pasado. En marzo la tasa de desempleo fue de 8,2%.