La Fiscalía General imputó a dos mujeres por su presunta vinculación en el caso de unos niños armados con rifles de asalto que aparecieron en una fotografía que fue difundida en las redes sociales, anunciaron el jueves autoridades judiciales.

Las hermanas Jennifer y Carmen Tiberio Acosta fueron imputadas de los delitos de suministro de armas, uso de niños para delinquir e incurrir en apología del delito, por el caso de los menores que aparecieron armados en una fotografía, indicó el Ministerio Público en un comunicado.

La ley venezolana contempla penas de prisión de uno a cinco años para los adultos que proveen armas a los niños.

La difusión de la fotografía desató una gran polémica en el país.

El proceso contra las dos mujeres se inició poco después que el presidente Hugo Chávez dijo en febrero pasado que había ordenado una investigación sobre el incidente.

Chávez criticó al grupo pro oficialista "La Piedrita", que asumió la responsabilidad por los niños armados, y dijo que colocar fusiles en manos de niños es una actitud "contrarrevolucionaria".

Los menores aparecieron armados durante un acto que organizó "La Piedrita" en enero pasado en la humilde barriada del 23 de Enero, al oeste de la capital, donde opera el grupo.

La aparición de los niños armados fue duramente criticada por la oposición que desde hace varios años viene denunciando la existencia de grupos armados pro oficialistas en la barriada 23 de enero, que estarían financiados y protegidos por el gobierno. Las autoridades han rechazado los señalamientos.

Hace tres años Chávez criticó duramente a "La Piedrita" y su líder, Valentín Santana, quien tiene orden de captura por varios procesos judiciales. A pesar de los cuestionamientos del mandatario, el grupo y Santana continuaron operando en el barrio.