El plazo para una tregua auspiciada por Naciones Unidas se cumplió el jueves en Siria sin reportes de violencia, dijeron activistas, horas después que el régimen del presidente Bashar Assad se comprometió con el enviado especial Kofi Annan a observar el alto al fuego.

La tregua se cumplió el jueves a las 6 de la mañana.

Se trata de la primera breve tregua después de semanas de un acrecentamiento en los ataques contra los enclaves de la oposición.

El nuevo compromiso surgió el miércoles, mientras Annan se encontraba en Teherán para buscar apoyo a su plan casi desmadejado que busca evitar que Siria caiga en una guerra civil. Irán es uno de los aliados más poderosos de Siria.

El plan de Annan convocaba a Siria a retirar sus tanques a los cuarteles el martes, a lo que debía seguir un alto total del fuego por parte de ambos bandos a partir de las 6.00 a.m. del jueves. Muchos consideraban que esa propuesta constituía la mejor esperanza para mitigar un conflicto que ha dejado 9.000 muertos.

Sin embargo, las expectativas eran mínimas de que se detuviera abuptamente la ofensiva de los últimos 13 meses en Siria. El gobierno se ha retractado de varios planes de pacificación con la oposición a la que califica de ser una conspiración terrorista y ha acrecentado el cañoneo de áreas rebeldes en semanas recientes.

El régimen impuso una condición a la tregua para suspender los combates, alegando que sigue teniendo el derecho de defenderse contra los terroristas que según dijo son los autores de la revuelta en su país.

Rami Abdul-Rahman, que dirige el Observatorio de Derechos Humanos, con sede en Gran Bretaña dijo que reinaba la tranquilidad en los puntos álgidos de Siria: en las provincias centrales de Hama y Homs, así como en las regiones norteñas de Idlib y Aleppo, y Damsco y sus suburbios. Asimismo en Dará en el sur y en Deir el-Zour, por el este.

"No ha sucedido nada en estos lugares inestables", indicó Abdul-Rahman.

Estados Unidos y otros países se muestran escépticos de que el régimen del presidente sirio Bashar Assad cumpla plenamente, luego de varios fracasos. Siria incumplió el plazo del martes y siguió atacando el miércoles a sus oponentes con cohetes y proyectiles de mortero.

En Teherán, Annan dijo que Irán podría ayudar en la resolución de la crisis siria, donde según los activistas hubo nuevos brotes de violencia cerca de Damasco, la víspera de la tregua.

Irán es uno de los principales aliados de Siria, y Annan acudió a Teherán en busca de apoyo para su frustrado plan.

"Irán, dadas sus relaciones especiales con Siria, puede ser parte de la solución", dijo Annan en una conferencia de prensa junto al canciller iraní Alí Akbar Salehi. "El emplazamiento geopolítico de Siria es tal que cualquier tropiezo o error puede tener consecuencias inimaginables".

El conflicto en Siria es uno de los más explosivos de la Primavera Arabe, en parte por las alianzas de Damasco con grupo como Jezbolá en el Líbano e Irán. El alzamiento popular iniciado hace más de un año intenta derrocar el régimen autoritario del presidente Bashar Assad.

Irán se opone a cualquier intervención extranjera en la crisis y Salehi insistió que el "cambio en Siria" debería ocurrir bajo el liderazgo de Assad.

Annan insistió que sigue habiendo tiempo para salvar la tregua.

"Hemos estado en contacto con ellos (los insurgentes sirios) y tenemos respuestas positivas de ellos ... Creo que para las 6 de la mañana del jueves 12, veremos una mejoría de la situación", indicó Annan.

"Es posible hacerlo y debería redundar en el interés del pueblo de Siria", agregó.