Un buque con bandera boliviana transporta petróleo de Siria hacia Singapur, lo que parece una violación a las restricciones impuestas al régimen de Damasco acusado de perpetrar una matanza.

El jefe del registro internacional boliviano de buques, capitán Carlos Aguirre, explicó que el M.T.Tours, que lleva crudo sirio, "pertenece a una empresa asentada en las Islas Marshall" en el Pacífico sur.

"Estamos investigando si hay nexos con consorcios iraníes, de ser así tendremos que cancelar" la licencia, dijo Aguirre en conferencia de prensa el miércoles.

Informes de prensa indicaron que el navío es de Irán, un país que respalda al líder sirio Bashar Assad, pero Aguirre aseguró que no hay barcos iraníes ni sirios entre los 68 cargueros que navegan por el mundo con bandera boliviana.

El barco obtuvo permiso para operar con bandera del país el 27 de marzo.

La Unión Europea, La Liga Arabe y Estados Unidos han impuesto un bloqueo comercial a Siria. Si la ONU aprueba sanciones a la nación árabe, Bolivia las acatará como miembro de la organización, precisó Aguirre.

Bolivia es un país sin costas al mar pero suscribió convenios internacionales para acceder a beneficios en la navegación marítima. El registro de buques es una dependencia del Ministerio de Defensa.

Entre 2006 y 2012 el Estado boliviano obtuvo 4,7 millones de dólares por permitir que barcos naveguen bajo su bandera y los ingresos son destinados a fomentar "el desarrollo de intereses marítimos" y a pagar a organismos internacionales que regulan la navegación.

Hace dos semanas el carguero Eglantine de pabellón boliviano, fue secuestrado en el océano Indico por piratas somalíes y tras ser liberado reanudó viaje hacia Irán con azúcar brasileña.

Aguirre dijo que el registro que dirige hace seguimiento, verificaciones y controles técnicos de las embarcaciones antes de otorgar a los barcos la bandera boliviana.

"Queremos tener una mejor presencia en la actividad marítima", dijo Aguirre. Entre 2008 y 2010 sólo un 2,2% de los barcos que operaron con bandera boliviana fueron detenidos por inspectores internacionales, en relación al 13% de los diez años anteriores, explicó.

El gobierno de Evo Morales mantiene estrecha relación con el de Irán, cuyo presidente Mahmud Ahmadineyad estuvo dos veces en el país.

En octubre, un ministro de Morales integró una delegación de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de América que visitó Damasco para respaldar a Assad y abogar por una solución pacífica a la convulsionada Siria.