Dos de los hijos de Martin Luther King recordaron el miércoles el 44to aniversario del asesinato de su padre y anunciaron esfuerzos para prevenir la violencia juvenil.

La directora general del Centro King Bernice King y su hermano, Martin Luther King III, anunciaron iniciativas de prevención de la violencia juvenil con los Centros de Control de Enfermedades y el Centro Carter.

King, que emprendió un movimiento de cambio social y racial e igualdad económica sin violencia, fue asesinado a balazos en un balcón del Motel Lorrain de Memphis, Tenesí, el 4 de abril de 1968. El motel fue convertido en el Museo Nacional de los Derechos Civiles.

El miércoles, la muerte de King fue recordada en todo el país.

En Atlanta, Bernice King y su tía, Christine King Farris, depositaron una ofrenda floral en la tumba del líder de derechos civiles asesinado, como parte de una remembranza de la Iglesia Bautista Ebenezer, donde predicó desde 1960 hasta su muerte. También fue colocada una ofrenda floral por parte de la Conferencia de Liderazgo Cristiano del Sur, que King ayudó a crear en 1957.

Una sección de más de 1.100 metros (3.700 pies) de una calle en el centro de Memphis fue rebautizada el miércoles en honor a King. La avenida Linden estaba en la ruta de la marcha de derechos civiles del 28 de marzo de 1968, encabezada por King.

El reverendo Jesse Jackson, que estaba con King al momento del asesinato, dijo que espera que cese el derramamiento de sangre.

"Alto a matanzas en el vecindario", dijo. "Alto a la violencia. Alto a la suspensión de nuestros niños en las escuelas. Alto a la violencia. Amense unos a otros. Alto al remate de nuestras casas por parte de los bancos. Alto a la violencia. Mantengan viva la esperanza".

Berlin Boyd, ex concejal de la ciudad de Memphis, quien patrocinó el cambio de nombre, dijo que la ceremonia de dos horas significa que la ciudad va para delante.