Las autoridades de alimentos y medicamentos en Estados Unidos, Europa y otros países desarrollados deben ofrecer capacitación, tecnología y experiencia a Latinoamérica y otras regiones en desarrollo para garantizar la seguridad de productos importados, de acuerdo con un nuevo reporte difundido el miércoles.

Un comité de expertos conformado por el Instituto de Medicina recomendó que la Agencia de Alimentos y Fármacos (FDA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos colabore con dependencias internacionales afines para proteger las cadenas de suministro de alimentos y fármacos importados, los cuales cruzan la frontera cada vez en mayor medida.

Más de 80% de los ingredientes farmacéuticos son importados, así como 85% de los mariscos consumidos en Estados Unidos, de acuerdo con datos del gobierno federal.

"La economía global integrada exige cooperación transfronteriza, para frustrar el terrorismo, reducir peligros ambientales y garantizar que nuestros alimentos y productos médicos sean seguros y efectivos", señala el reporte de 300 páginas.

El informe se da a conocer en momentos en que la FDA investiga la falsificación de un popular medicamento contra el cáncer, que se vendió a médicos de Estados Unidos en California y otros estados. Las autoridades europeas rastrearon el producto apócrifo hasta distribuidores en Dinamarca, Suiza y Medio Oriente.

Algunos problemas anteriores con importaciones de Estados Unidos estuvieron relacionados con mariscos contaminados, alimento para mascotas y fármacos anticoagulantes provenientes de China.

El comité de 12 expertos recomendó que Estados Unidos y sus "socios tecnológicamente avanzados" de Europa, Canadá y Japón compartan la responsabilidad de inspeccionar las instalaciones de las naciones en desarrollo.

"No hay necesidad de que los inspectores estadounidenses y europeos examinen las mismas instalaciones, en especial cuando un vasto número de recintos no son revisados", dijo el comité.

La FDA ha adoptado medidas para aumentar las inspecciones de instalaciones extranjeras en años recientes, aunque reconoce que será imposible visitar todos los lugares de origen de bienes importados.

La agencia es responsable de las importaciones de más de 300.000 instalaciones extranjeras en 150 países. Un reporte de 2010 de la Oficina de Fiscalización Superior del Gobierno de Estados Unidos (GAO, por sus siglas en inglés) señaló que la FDA inspeccionó menos de 11% de las plantas que se hallan en su lista de alta prioridad.

El Instituto de Medicina es un grupo no político de expertos que asesora al gobierno federal en temas médicos. Sus recomendaciones suelen convertirse en leyes. El nuevo reporte fue solicitado por la FDA.