La esposa del presidente sirio Bashar Assad recibirá una prohibición para viajar y sus activos en Europa serán congelados, dijo el viernes un funcionario de la Unión Europea.

Un total de cuatro miembros de la familia Assad, junto con ocho ministros del gobierno, serán objeto de la última ronda de sanciones que tienen por objetivo detener la violenta ofensiva en contra de la oposición siria, dijo el funcionario, quien habló bajo condición de guardar su anonimato al hablar sobre una decisión que se tomará el viernes más tarde por ministros europeos reunidos en Bruselas.

Asma Assad tiene ciudadanía británica y el funcionario europeo dijo que posiblemente no se le pueda prohibir viajar a la Gran Bretaña.

El secretario de Asuntos Exteriores británico William Hague dijo que era muy importante incrementar la presión contra el régimen sirio.

"Su comportamiento continúa siendo el asesinato y sigue siendo inaceptable ante los ojos del mundo", dijo camino a la reunión.

Las Naciones Unidas calculan que más de 8.000 personas han perdido la vida desde que empezó el levantamiento hace un año en un ciclo de ataques y represalias.