Las cuadrillas de búsqueda dieron con cinco cadáveres más entre los restos del crucero Costa Concordia, que encalló hace más de dos meses en un arrecife frente a una isla italiana en enero, informaron el jueves funcionarios.

Con el hallazgo ascendió a 30 el número de cadáveres encontrados. Aún se desconoce el paradero de dos personas; las autoridades las dan por muertas.

Los cadáveres que se hallaron el jueves estaban "entre el casco y el lecho marino" que circunda la isla toscana de Giglio, de acuerdo con la agencia de protección civil italiana, la cual coordina las operaciones de búsqueda. Desde el accidente del 13 de enero, el Concordia ha permanecido volcado y semisumergido frente al puerto de Giglio.

No se dieron detalles sobre edad ni género de las víctimas. Previamente, Franco Gabrielli, el funcionario encargado de las operaciones de búsqueda y salvamento, dijo a reporteros en la isla que los cuerpos fueron vistos cuando buzos trataban de instalar un robot para llegar a lugares inaccesibles del barco.

Agregó que tardarán varios días en recuperar los cadáveres.

Hasta antes del jueves, todos los cuerpos hallados estaban dentro del barco, excepto por tres que fueron encontrados en el mar pocas horas después del naufragio.

Las cuadrillas de búsqueda, en las que participan buzos, han estando peinando los restos del buque, desde los camarotes hasta los elevadores y las cubiertas, donde muchos de los 4.200 pasajeros y tripulantes se congregaron durante la lenta evacuación.

Muchos saltaron al mar debido a que no se podían bajar los botes salvavidas por la inclinación del navío. La mitad del crucero está bajo el agua.

Aun antes de que estos cinco cadáveres fueran hallados, ocho cuerpos recuperados en las últimas semanas aguardan ser identificados. Durante las semanas que pasaron en el agua, se descompusieron los restos, y las autoridades forenses han usado muestras de ADN para tratar de identificarlos.

Entre las personas que aún se reportan como desaparecidas o que aún no han sido identificadas están un tripulante originario de la India y pasajeros de Estados Unidos, Italia y Alemania.

Los equipos de salvamento han estado sacando el combustible de los tanques desde el 12 de febrero con la esperanza de evitar que se contaminen las aguas prístinas donde encalló el Concordia.

La compañía italiana operadora de cruceros Costa Crociere SpA, las autoridades de Gliglio y la oficina de Gabrielli dijeron que la extracción del combustible sería completada la noche del viernes.

El mal clima ocasional, que hace que el mar se pique, ha obligado en ocasiones a suspender tanto la búsqueda de cuerpos como la remoción de combustible.

La operación para recuperar al Concordia por completo podría tomar hasta 12 meses.