El ministro del Petróleo de Arabia Saudí dijo el miércoles que su país y otros exportadores de petróleo están listos para contrarrestar cualquier caída en el suministro debido a la volatilidad del mercado — una aparente referencia a los enfrentamientos con Irán debido a su programa nuclear.

"Hay una amplia producción y capacidad de refinación ... Arabia Saudí y otros permanecen dispuestos a cubrir cualquier problema — en percepción o realidad — en el suministro de crudo", dijo Ali Al-Naimi en una conferencia de petróleo en Kuwait, donde estaba programado para hablar junto al ministro de Petróleo iraní Rostam Ghasemi. La transcripción de los comentarios de al-Naimi repartió a reporteros.

Al-Naimi no hizo referencia específica a Irán, que es el segundo mayor productor de la Organización de Países Productores de Petróleo (OPEP) después de Arabia Saudí. Sin embargo, los comentarios se dan mientras Estados Unidos y sus aliados occidentales están pidiendo a los principales consumidores de petróleo iraní en Asia, como China e India, que reduzcan sus importaciones provenientes y opten por otros proveedores como Arabia saudí, aliado de occidente.

Hay preocupaciones de que una acción militar en contra de Irán pudiera acarrear una severa interrupción del abasto mundial de petróleo. Asimismo, Irán ha amenazado con bloquear el Estrecho de Ormuz, en la boca del Golfo Pérsico en venganza por las sanciones de Estados Unidos y Europa enfocadas en sus exportaciones de petróleo. El estrecho es la ruta de alrededor la quinta parte de las exportaciones mundiales de petróleo.

Occidente y otros temen que el programa nuclear de Irán pudiera en algún momento producir armas atómicas. Irán dice que sólo busca generar reactores para energía y desarrollo médico.

"La volatilidad es mala para el consumidor, mala para los productores y mala para la planeación a largo plazo que se requiere en el sector energético", agregó Al-Naimi.

Los precios del petróleo se mantenían por debajo de los 107 dólares por barril el miércoles luego de un reporte que mostró un alza en los suministros de crudo de Estados Unidos, una señal de que la demanda se mantiene lenta.

Naimi habló en una reunión del Foro Internacional de Energía, el cual junta a los miembros de la OPEP y a otros países, al igual que a los grandes consumidores de energéticos y a las compañías petroleras.