Soldados israelíes chocaron con palestinos que arrojaban piedras en un suburbio de Jerusalén después del funeral de un palestino muerto por las balas israelíes en un enfrentamiento anterior, informó el ejército.

Un vocero castrense dijo que los soldados arrojaron el sábado gases lacrimógenos para dispersar a un grupo de varias docenas de palestinos que lanzaban piedras y botellas contra los soldados en el distrito al-Ram de Cisjordania, cerca de Jerusalén.

El portavoz habló con la condición del anonimato de acuerdo con las regulaciones militares israelíes.

La violencia estalló después que cientos de personas enterraron a Talat Ramia, un palestino de 23 años que murió el viernes en un choque con los israelíes.

Las tensiones se han agudizado en Jerusalén en los últimos días. La ciudad es sagrada para musulmanes, cristianos y judíos, y los enfrentamientos fácilmente pueden crecer sin control.