Un polaco se declaró culpable de cargos federales en relación con un ardid para obtener de forma fraudulenta licencias de manejar de Nuevo México en beneficio de inmigrantes no autorizados a vivir en Estados Unidos.

Pawel Skladnik se declaró culpable el jueves de transportar a inmigrantes que ingresaron al país sin autorización, anunció el viernes el fiscal federal Kenneth Gonzales. Skladnik, de 38 años, se declaró culpable bajo un acuerdo con la oficina de la fiscalía federal en Albuquerque.

Skladnik y Lukasz Koslik, de 28 años, otro polaco, fueron encausados en agosto por ayudar a los inmigrantes no autorizados que no vivían en Nuevo México a obtener licencias de manejar estatales.

Skladnik admitió haber transportado a Nuevo México a inmigrantes que carecen de permiso de residencia y tramitar que obtuvieran licencias de manejar del estado.

Nuevo México permite que los inmigrantes no autorizados que residen en su territorio obtengan licencias de conducir.