La iglesia colombiana lanzó el martes su campaña anual previa a la Semana Santa para recaudar fondos entre la población y destinarlo a desplazados y personas aquejadas por distintas emergencias naturales, como las lluvias, o por el conflicto armado interno.

La meta de este año es superar los 250 millones de pesos (138.800 dólares) reunidos en la campaña del 2011, dijeron voceros de la Conferencia Episcopal de Colombia en una conferencia de prensa en su sede al este de la ciudad.

Aunque la iglesia católica colombiana recauda fondos todo el año con donaciones de la población en sus parroquias e incluso de organismos de cooperación internacional, las campañas de la temporada de cuaresma o los 40 días previos a la Semana Santa, son de mayor difusión en los medios y a través de afiches y pequeñas alcancías colocadas en iglesias, colegios y universidades, entre otros, explicó monseñor Rubén Salazar, presidente de la Conferencia Episcopal.

El lema de la campaña del 2012 es "Sin Contrastes, Compartir Más" y es un llamado a que la población colabore y comparte con los menos favorecidos en un país "donde impera la desigualdad...la iniquidad", dijo Salazar.

El prelado declinó responder cuando reporteros le consultaron sobre si además del llamado a compartir, la iglesia también llamaba a la "abstinencia sexual" en esta temporada marcada por las fiestas del carnaval.

Así como el dinero recaudado en la campaña de cuaresma del 2011 se destinó a donar comida y frazadas, por ejemplo, a por lo menos 17.100 familias damnificadas por las lluvias, los fondos del 2012 igualmente serán para tender cualquier población aquejada por la temporada de aguaceros o desplazados por el conflicto interno, aseguró el padre Juan Carlos Cárdenas, de la pastoral social de la conferencia y que lleva las campañas.