El ex director del Fondo Monetario Internacional Dominique Strauss-Kahn fue interrogado el martes por la policía francesa en relación con las pesquisas de una presunta banda de prostitución que operaba en hoteles de lujo.

Strauss-Kahn, otrora candidato socialista a la presidencia francesa cuyas posibilidades quedaron anuladas por un escándalo sexual de Nueva York, llegó a una comisaría policial en la ciudad norteña de Lille a primeras horas de la mañana y permanecía en el lugar hasta bien entrada la tarde.

La policía investiga una presunta banda de prostitución en Francia y la vecina Bélgica que ha implicado a varios agentes de la ley y otros funcionarios. Las autoridades interrogaron a prostitutas según las cuales tuvieron relaciones sexuales con Strauss-Kahn en el 2010 y 2011 en lujoso hotel de París, en un restaurante de la capital francesa y en Washington.

La ley francesa permite a la policía interrogar por 48 horas a Strauss-Kahn y luego por otras 48 horas con aprobación judicial.

Strauss-Kahn vivió en la capital estadounidense durante su mandato al frente del FMI antes de dimitir en mayo tras ser acusado por la policía de Nueva York de forzar a una camarera de hotel a practicarle sexo oral. Las acusaciones fueron luego retiradas.

Dos hombres relacionados con Strauss-Kahn se encuentran encausados en Francia por cargos de organizar una banda de prostitutas y uso indebido de fondos corporativos.

El nombre de Strauss-Kahn surgió en la investigación el año pasado y su abogado ha pedido que el ex banquero pudiera declarar. Uno de sus letrados afirmó que el potencial candidato a la presidencia francesa nunca supo que las mujeres en las orgías a las que asistió eran prostitutas.

"Es muy fácil que no lo supiera, porque como pueden imaginarse, en este tipo de reuniones no siempre se va vestido, y es imposible distinguir a una prostituta desnuda de otra mujer desnuda", dijo en diciembre Henri Leclerc a la radio emisora francesa Europe 1.

___

Sohrab Monemi contribuyó en Lille a este artículo.