Comunistas cubanos esperan clausurar este domingo una Conferencia Nacional a puertas cerradas luego de debatir sobre cómo satisfacer las necesidades de la población bajo un nuevo modelo económico, pero sin que trascendieran detalles sobre los intercambios.

"Hacer los cambios necesarios, pero sin la más mínima concesión al enemigo", tituló en primera plana su reporte sobre el trabajo de las cuatro comisiones el periódico oficial Juventud Rebelde en alusión a los críticos de la revolución.

Más de 800 delegados en representación de 800.000 militantes comenzaron el sábado las sesiones del Partido Comunista de Cuba (PCC), la única organización partidaria reconocida legalmente en la isla y cuyas decisiones son claves para la isla pues la Constitución la establece como guía de la sociedad.

El "abarcador intercambio de ideas constituyó una nueva oportunidad de ratificar el compromiso de los comunistas cubanos de seguir adelante con la Revolución", expresó Juventud Rebelde.

Los medios de prensa cubanos y en particular la televisión ofrecieron el sábado reportes de algunos momentos del debate o fragmentos del discurso inaugural del segundo secretario del PCC, José Ramón Machado Ventura.

No se ha informado sobre el debate de temas sensibles como el recambio generacional o el límite a los mandatos presidenciales.

Diferentes medios informaron sobre la inquietud de los delegados por temas como la necesidad de que el Partido se involucre en las quejas o denuncias de la población, asuma la lucha contra la corrupción o se acerque para trabajar en el creciente sector no estatal.

El presidente Raúl Castro encabezó la sesiones el sábado en su carácter también de primer secretario de la agrupación, en cambio no se presentó su hermano y predecesor en el cargo, Fidel Castro.

Síguenos en twitter.com/foxnewslatino
Agréganos en facebook.com/foxnewslatino