Un tábano descubierto recientemente en Australia tiene un trasero con tonos dorados tan atractivo, que sólo había un nombre adecuado para él: Beyonce.

Recientemente se anunciaron los resultados de Bryan Lessard, un investigador de 24 años de la Organización de Mancomunidad Científica e Investigación Industrial de Australia, sobre la especie que había estado en una colección de tábanos desde que fue capturada en 1981, el mismo año que nació la diva pop, pero que no había sido nombrada.

Lessard dijo que quería hacer un homenaje a la belleza del insecto nombrándolo Scaptia (Plinthina) beyonceae.

El investigador dijo que de esta forma Beyonce estará "en los libros de historia natural para siempre", y que el tábano que lleva el nombre de la cantante tiene un trasero bastante atractivo o como dirían en inglés: "bootylicious", por su color dorado.

"Bootylicious" es el título de una canción del grupo Destiny's Child al que perteneció Beyonce antes de iniciar su carrera solista.

Se desconoce si a la rara especie le gusta chupar sangre, como a muchos tábanos hembra. Lessard dijo que no pudo encontrar especímenes vivos cuando fue a buscarlos en 2010 en el noreste del estado de Queensland en Atherton Tablelands, donde fue capturado hace 30 años, pero al menos una persona ha dicho que recientemente lo picó el tábano conocido entre los locales como "mosca de trasero dorado".

La descripción del tábano fue publicada previamente en Australian Journal of Entomology, pero los resultados fueron anunciados la semana pasada.

Lessard dijo que no lo ha llamado Beyonce, quien hace poco tuvo a su primera bebé, pero es su admirador y espera que la cantante tome esta deferencia científica como un cumplido. También dijo que el nombre fue elegido para generar interés sobre la importancia de su campo de investigación y la necesidad de que más científicos cataloguen y estudien a los insectos.

Los tábanos son "polinizadores vitales para las plantas nativas, no sólo en Australia, sino en todo el mundo", dijo Lessard. "Es muy importante nombrar a todas las especies que no han sido clasificadas para que podamos medir el impacto humano en el medio ambiente y lo podamos proteger para que lo disfruten las futuras generaciones".