El alguacil Joe Arpaio apelará el fallo de un juez federal que prohíbe a sus comisarios detener a personas para aplicar la ley estatal contra el tráfico de inmigrantes basándose solamente en la sospecha de que están en el país sin autorización.

El abogado de Arpaio — el alguacil del condado de Maricopa, en Arizona, conocido por sus tácticas contra la inmigración ilegal — dijo al juez federal de distrito Murray Snow en un documento presentado el viernes que apelará su fallo del 23 de diciembre sobre una demanda que acusa a sus comisarios de discriminar a los latinos en sus redadas contra la inmigración.

Los abogados que interpusieron la demanda a nombre de cinco individuos latinos obtuvieron estatus de demanda colectiva, lo que permite a otros hispanos unirse al proceso si han sido detenidos e interrogados por los comisarios de Arpaio, sea como conductores o pasajeros de un vehículo, desde enero del 2007.