La venta de las nuevas zapatillas de básquetbol Air Jordan de Nike ocasionó el viernes un frenesí en las tiendas en Estados Unidos, donde se produjeron peleas y la policía tuvo que intervenir en algunos lugares.

Los compradores hicieron largas filas durante la noche para comprar la versión retro de uno de los modelos más populares en la historia de las Air Jordan. Las peleas evocaron la violencia que se produjo en las calles de Estados Unidos a comienzos de la década de los 90, cuando las zapatillas eran uno de los blancos favoritos de los ladrones.

En un suburbio en Seattle, la policía tuvo que utilizar gas pimienta contra unos 20 compradores que protagonizaron una pelea en el centro comercial Westfield Southcenter en la madrugada del viernes.

El policía Mike Murphy dijo que la gente empezó a congregarse a medianoche alrededor de cuatro tiendas en el centro comercial para ser los primeros en comprar las zapatillas, que cuestan unos 180 dólares. La muchedumbre superó las mil personas a las cuatro de la mañana, cuando abrieron las tiendas.

"Alrededor (de las 3 de la mañana) hubo algunas peleas y empujones entre los clientes", dijo Murphy. "A eso de las 4, el ambiente se puso feo y los oficiales rociaron con gas pimienta a algunos que estaban peleando, y eso los tranquilizó".

Indicó que no se reportaron heridos. Un hombre fue detenido por presuntamente empujar a un policía.

"No consiguió sus zapatillas. Fue a la cárcel", comentó Murphy.

También se reportaron arrestos en tiendas en Georgia y Michigan.

La locura por las Air Jordan ha sido peligrosa en el pasado, y algunas personas incluso fueron asesinadas cuando les robaron las zapatillas, creadas por Nike Inc. en 1985.