Canadá dijo hoy que es "prudentemente optimista" para que en el año 2015 se pueda alcanzar un nuevo acuerdo sobre emisiones y dijo que no dará dinero al Fondo Verde acordado en Durban.

El ministro de Medio Ambiente de Canadá, Peter Kent, afirmó en un comunicado tras la finalización de la XVII Cumbre de la ONU sobre Cambio Climático (COP17) que "aunque estas negociaciones han sido difíciles, somos prudentemente optimistas que alcanzaremos un nuevo acuerdo en 2015".

Kent también aprovechó para criticar el Tratado de Kioto, que Canadá ha ratificado pero que el actual gobierno conservador del primer ministro Stephen Harper se ha negado a cumplir.

"Queremos evitar a cualquier coste otro pacto similar al de Kioto. Kioto no fue efectivo y no fue bueno para Canadá. El anterior Gobierno no lo debería haber ratificado", declaró Kent.

"Canadá ha sido claro que no asumiría un segundo periodo de compromiso de Kioto. Y dedicará escasos dólares para capitalizar el nuevo Fondo Verde para el Clima, parte del acuerdo de Durban, hasta que todos los principales emisores acepten objetivos de reducción vinculantes legalmente y una contabilidad transparente del inventario de gases con efecto invernadero" continuó Kent.

El Gobierno canadiense de Harper, que se mantiene en el poder desde 2006, se ha negado a cumplir las reducciones de emisiones comprometidas en Kioto para no afectar el desarrollo de los gigantescos yacimientos de petróleo situados en la provincia de Alberta.