SAN SALVADOR — La Asamblea Legislativa prorrogó hasta el 2012 la presencia militar salvadoreña en Afganistán como miembros de la fuerza internacional de Naciones Unidas.

Los partidos políticos de derecha representados en la Asamblea Legislativa apoyaron la petición del presidente Mauricio Funes, cuyo propio partido, el ex guerrillero Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) le dio la espalda en esta decisión.

La bancada de la derecha que encabeza la Alianza Republicana Nacionalista (Arena), que gobernó el país entre 1989 y 2009, logró los 43 votos necesarios para aprobar el decreto que avala el envío de los 22 militares participantes en la fuerza internacional.

El conservador Partido de Conciliación Nacional (PCN) y el Partido Democrata Cristiano (PDC), avalaron la prorroga. EL FMLN que llevó a Funes al poder, se opuso y negó sus votos.

El FMLN nunca ha apoyado el envió de militares a otros países.

Funes pidió la prorroga para la misión de los militares salvadoreños que inició el 28 de agosto y según el acuerdo permanecerá en ese país hasta el 13 de octubre de 2012.

En Afganistán, el contingente militar salvadoreño desarrollará actividades de seguridad, entre ellas mejorar la situación de seguridad del país afgano, con el fin de poder crear su propia capacidad de seguridad, según se explica en un informe del ministerio de la Defensa Nacional de El Salvador.

También asesorarán a la autoridad provisional de Afganistán en el establecimiento de nuevas fuerzas armadas y de seguridad afganas, así como en el adiestramiento en operaciones antiterroristas.

Según se informó entre las unidades militares que serán desplegadas se encuentran efectivos de la Fuerza Aérea Salvadoreña, de la Policía Nacional Civil e instructores militares de operaciones de bases de seguridad.