Decenas de miles de nicaragüenses iniciaron hoy la tradicional fiesta popular de la "Gritería", en honor a la Virgen de la Concepción, con la quema de abundante pólvora y alegres cantos religiosos.

En la celebración se rinde culto por todo el país en altares improvisados a "La Conchita", como en Nicaragua llaman a la Virgen.

La fiesta religiosa tiene su origen histórico en la Nicaragua de finales del siglo XIX, específicamente en la occidental ciudad de León, después se extendió a Granada, en el sureste, y finalmente a todo el territorio.

La "Gritería" o "Purísima" despuntó hoy a las 18.00 hora local (00.00 GMT) con la quema de abundante pólvora en miles de viviendas e iglesias de todo el país.

Después, miles de nicaragüenses empezaron a visitar en grupo los hogares donde hay altares en honor a la Virgen para cantar bulliciosos y alegres rezos.

Algunos de esos rezos son amenizados por bandas filarmónicas.

Familias enteras realizan romerías en las viviendas donde celebran la "Gritería" y, al detenerse en cada uno de los altares, los que participan preguntan: "¿Quién causa tanta alegría?", y los que están dentro de los hogares responden : "La Concepción de María".

Luego de terminar el rezo y los cantos, el grito se repite y entonces se hacen filas para recibir obsequios que consisten en dulces, frutas, trozos de caña de azúcar y en algunos casos pequeñas bolsas con arroz, fríjoles y otros productos alimenticios.

Los altares en honor a la Virgen son confeccionados con ramas de árboles decorativos y flores que los devotos compran luego de ahorrar todo el año para hacer este gasto en la noche de la "Purísima".

Este año miles de personas participan en los altares que el Gobierno distribuyó en las principales avenidas públicas de Managua.

Según la prensa local, cientos de familias han hecho fila desde el pasado fin de semana para ser los primeros en cantarle a la Virgen en los altares gubernamentales, donde recibirán como obsequio granos básicos, frutas u otros productos de primera necesidad.

"La Gritería" también se celebra en ciertas ciudades de los Estados Unidos, Costa Rica y otros países donde viven miles de nicaragüenses.

La Policía Nacional desplegó a 15.000 agentes por todo el país para resguardar el orden, mientras que un grupo de cantautores nicaragüenses, liderados por los hermanos Carlos y Luis Enrique Mejía Godoy, publicaron este año un disco con canciones inéditas en honor a la Virgen de la Concepción, patrona de Nicaragua.