El primer ministro Vladimir Putin se mostró el martes satisfecho con los resultados obtenidos por su partido en las pasadas elecciones legislativas, pese a que perdió un considerable número de bancas.

Putin dijo a los reporteros que su Partido Rusia Unida ha retenido una "mayoría estable en el parlamento, y agregó que una merma del respaldo popular — para cualquier partido gobernante — es inevitable.

Rusia Unida obtuvo el domingo el 50% de los votos aproximadamente, un resultado que los políticos de la oposición y los observadores electorales consideran exagerado debido al manejo fraudulento de las urnas de votación. En los comicios del 2007 el partido obtuvo el 64% de los votos.

Los resultados reflejan la fatiga del público con el estilo autoritario de Putin y la corrupción oficial endémica, indicio que su vuelta en marzo a la presidencial del país podría ser mucho más agitada que su primer mandato.