El Gobierno colombiano pagaba un subsidio a 180.000 estudiantes que no figuran en los registros de matrículas, en un desfalco que puede superar los 118 millones de dólares, reveló hoy la ministra de Educación María Fernanda Campo.

Ante la situación, Campo advirtió que en el 2012 se realizarán auditorías a todos los departamentos del país "para verificar que los niños reportados como matriculados realmente existan y son niños de carne y hueso y no niños fantasmas".

Los departamentos en los que más fueron detectadas estas irregularidades, precisó la alta funcionaria, fueron los norteños Cesar, Bolívar, Córdoba y Magdalena, y en las ciudades de Bogotá (centro) y Buenaventura (suroeste).

El hallazgo de las "matrículas fantasmas" se logró después de un proceso de depuración de matrículas en las 94 Secretarías de Educación del país.

Una auditoría inicial, a mediados de este año, estableció que en algunas de esas secretarías había registros de "matrículas infladas", con más alumnos reportados de los que realmente se atendían.

Campo reveló también que toda la información fue entregada a la Fiscalía General para establecer responsabilidades.

La ministra anunció igualmente que los recursos entregados por cuenta de esas "matrículas fantasmas" se descontarán de los presupuestos futuros a los municipios y gobernaciones en las que fueron detectadas.

La denuncia de la ministra se produjo simultáneamente a una advertencia del presidente colombiano, Juan Manuel Santos, durante la entrega de una distinción en Bogotá a funcionarios judiciales.

"Quien quiera seguir viviendo de robar al Estado, es decir, a los colombianos, debe saber que sus días de provecho están contados y que hay una fuerza elite investigando sus acciones, para que sean sancionadas", afirmó Santos.

Asimismo, la revelación fue hecha cuando la organización alemana Transparencia Internacional (TI) presentó la edición 2011 de su ya tradicional Índice de Percepción de la Corrupción (CPI), en el que Colombia, en una escala de cero (muy corrupto) a diez (muy transparente), apenas obtuvo una calificación de 3,4.