Un juez especial resolvió el martes enjuiciar a un ex oficial de la marina estadounidense y a un ex agente represor de la dictadura militar por los asesinatos en 1973, en Santiago, del periodista norteamericano Charles Horman --cuyo caso inspiró la película "Missing"-- y de su compatriota Frank Teruggi, según la resolución del magistrado.

El juez Jorge Zepeda, que investiga varios casos de violaciones a los derechos humanos durante el régimen militar 1973-1990, decidió abrir juicio al entonces capitán de navío estadounidense Ray Davis, que trabajaba de enlace entre los militares norteamericanos y los chilenos al momento del golpe, y al brigadier Pedro Espinoza, preso en un penal especial para criminales de lesa humanidad, donde cumple varias condenas por asesinatos y desaparición de opositores.

Zepeda solicitó a la Corte Suprema autorizar una solicitud para pedir la extradición de Davis a Chile.

Horman y Teruggi fueron ejecutados sin juicio.

La embajada estadounidense en Chile dijo en un breve comunicado que "el gobierno de Estados Unidos sigue respaldando una completa investigación sobre las muertes de Horman y Teruggi para llevar a los responsables a la justicia".

"El Departamento de Estado no comenta sobre materias específicas de extradición, incluyendo si Estados Unidos ha recibido una solicitud de extradición en un caso determinado", agregó.

No está claro el paradero de Davis, aunque se estima que vive en Estados Unidos, pues el juez pidió a la Corte Suprema que autorice la solicitud de extradición a ese país.

El magistrado afirma en su resolución que "la acción en contra de la vida" de Horman y Teruggi se insertó "dentro de la investigación secreta norteamericana" sobre las actividades de estadounidenses tanto en su país como en Chile, "actividad calificada por los agentes del Estado (chileno) de 'subversiva', tanto al interior como exterior de los Estados Unidos".

Charles Horman, casado, cineasta y escritor, tenía 31 años al momento de su asesinato. Fue detenido seis días después del golpe militar liderado por el general Augusto Pinochet el 11 de septiembre de 1973 por un grupo de militares que lo trasladó al Estadio Nacional de Santiago, convertido en un campo de prisioneros tras la sublevación castrense.

"Fue ejecutado al margen de la legalidad el día 18 de septiembre de 1973, mientras se encontraba bajo la custodia de agentes del Estado", señala el Informe de la Comisión Nacional de Verdad y Reconciliación, de 1991, que cuantificó la magnitud de las violaciones a los derechos humanos durante la dictadura.

La búsqueda de Horman por su padre y su viuda, protagonizados por Jack Lemmon y Sissy Spacek, dio vida a la película "Missing", del director Costa Gavras. A medida que sigue los pasos del periodista, su padre de da cuenta de la participación estadounidense en el golpe militar en Chile.

Sobre Teruggi, la comisión precisa que tenía 24 años, era soltero, estudiante universitario y había llegado a Chile en 1972, en pleno gobierno del presidente socialista Salvador Allende, derrocado por Pinochet un año después.

Teruggi fue detenido por policías el 20 de septiembre en su departamento en Santiago y llevado a la Escuela de Suboficiales y de allí al estadio Nacional, "lugar en que fue ejecutado el día 22 de septiembre de 1973, mientras se encontraba bajo la custodia de agentes del Estado. Su cuerpo apareció tirado en una calle.

Zepeda concluyó que a Horman se le calificó como subversivo por su trabajo de guionista en la empresa estatal chilena Chile Films y que la decisión de detenerlo y asesinarlo, "se produce durante las antes descritas operaciones secretas en contra de ciudadanos norteamericanos; y formó parte de la actividad de 'inteligencia', del capitán Davis, quien pudiendo haber detenido el crimen, no lo hizo, ya que consideraba la labor investigativa periodística de Horman como 'subversiva' o 'extremista'''.

El juez también afirma que Davis no impidió el asesinato porque Horman se había enterado "involuntariamente (de) la actividad norteamericana en la ciudad de Viña del Mar, de colaboración con los acontecimientos militares en desarrollo en Chile (el golpe militar)".

Respecto a Teruggi, el juez, citando documentos desclasificados por Estados Unidos, señaló que "mediante memorándum, de 28 de noviembre de 1972, al Director Ejecutivo del FBI, desde la legación norteamericana en Bonn, Alemania, (se) califica a Frank Teruggi de 'subversivo'''.

Tanto Horman como Teruggi fueron objeto de vigilancias por parte de militares estadounidenses y sobre el estudiante se afirma que "producía material periodístico de izquierda... (con) material sensible por considerarse por los agentes de Estado norteamericanos 'subversiva' tal actividad mediática".

La información sobre ambos fue traspasada a personal de inteligencia del Ministerio de Defensa chileno, y Teruggi fue arrestado el 20 de septiembre, junto a otro estadounidense, Davis Hathaway, que estaba en su casa.

Al día siguiente Teruggi es sacado del lugar de reclusión "sin que su compatriota David Hathaway vuelva a verlo", dice la resolución de Zepeda.

Estados Unidos también busca aclarar lo sucedido al ruso-estadounuidense Boris Weisfeiler, desaparecido en 1985 en las cercanías de la Colonia Dignidad, mientras desarrollaba turismo aventura.

La Colonia era un enclave alemán que durante el régimen militar funcionó como un Estado aparte, bajo sus propias leyes y que sirvió como campo de detención, torturas y desapariciones de la policía represiva de Pinochet, según estableció el mismo juez Zepeda.