El huracán Kenneth se debilitaba rápidamente en la madrugada del miércoles y decreció a categoría 2 hacia el este del océano Pacífico.

No presenta riesgo para la poblaciones costeras después de haber sido el huracán más fuerte de la temporada que termina en esa área, después de haber registrado categoría 4.

El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos dijo el miércoles que Kenneth tiene vientos máximos sostenidos de casi 175 kilómetros por hora (110 mph). La tormenta se hallaba a 1.350 kilómetros (840 millas) al sur-suroeste del extremo sur de Baja California, México.

Se desplaza con dirección occidenta a 15 kph (9mph).

Se pronostica que Kenneth se debilitará aún más y podría quedar degradado a tormenta tropical al llegar el jueves. No se ha alertado a las zonas costeras.

La temporada de huracanes del Pacífico oriental concluye el 30 de noviembre.